Caja registradora kst

Las obligaciones que incumben al titular de las cajas registradoras no solo incluyen el trabajo relacionado con su importación y fiscalización. Por el contrario, se refieren principalmente al período posterior en el que usamos la información de la caja registradora. ¿Qué, entonces, pertenece a los deberes cerrados?

¿Qué nos obliga a hacer la obligación tributaria, tanto en el área de propiedad como en el uso de cajas registradoras?

1. Recibos, recibos.

Lo primero es emitir recibos. Ya ha escuchado sobre acciones para que los clientes utilicen los recibos de los vendedores. ¿De dónde vienen esas obras? El recibo es un símbolo de que el impuesto debido a la Oficina de Impuestos ha sido arrestado en las cuentas del comerciante. La falta de un recibo puede aplicar al presente que este impuesto no se ha tenido en cuenta. Así que tenemos aquí para construir algo con una especie de injusticia fiscal y de competencia.

2. Informe fiscal diario.

El informe fiscal diario es otra obligación a la que se impone un empresario. Bueno, después de hacer cada día (pero antes de comenzar el comercio al día siguiente, el empresario se ve obligado a hacer un informe. En él, habrá un valor fiscal dado, que el empresario debe pagar a la Oficina de Impuestos, que es esencial para su propia oficina. Simple? Recuerde que este reporte es requerido en caso de un control fiscal.

3. Informe fiscal mensual.

También cuando en el caso de un informe diario, es necesario preparar un informe mensual análogo. El punto es tener en cuenta el valor del impuesto total, que debemos pagar extra por todo el mes. ¿Cómo debemos preparar este informe? En este sentido, la cosa es bastante simple. Informe fiscal mensual, debe ser creado hasta el último día del mes que ocupa.

4. Caja registradora.

Sobre la base de los favores de la caja registradora, se aplican los que tienen la obligación de ingresar inscripciones en el registro de la caja registradora. Es importante que estas entradas, así como el libro completo, se mantengan en el sentido de que están en la proximidad habitual de las cajas registradoras. Por supuesto, estas entradas se controlarán durante la auditoría fiscal llevada a cabo en el empresario por la Oficina de Impuestos.

Resumen: & nbsp; Las cajas registradoras & nbsp; tienen muchas responsabilidades. Sin embargo, al emitirlos, tenemos la garantía de que los implementamos legalmente. Podemos demostrarlo al llevar a cabo varios controles fiscales realizados por la Oficina de Impuestos.